septiembre 18, 2009

Duende Cueca

Cartas de un Fantasma con problemas existenciales:

Sr.Dolcka
Presente:
Duende Cueca

Ay, la Tierra me ha escupido, me ha escupido alrededor de mucha sangre de varios tipos, tipos que vienen de las comarcas del valle, de la puna y la selva, del allá y del aquí.

¿Te has fijado lo que han sacrificado para que yo venga a bendecir con mis danzas, te has fijado? Sus caras han sacrificado. En sus caras se va a cicatrizar el tiempo, para que yo venga a bailar, ¿has visto?

Ay, de la Tierra he venido, y zas!, he saltado porque harta sangre me ha invocado, y yo feliz he venido a saltar en el pueblo, en el campo, de aquí para allá.

¿Te has fijado lo que los otros no sacrifican para que nadie les venga? Sus caras no van a sacrificar. De sus caras y de las cicatrices que el tiempo les va a regalar se van a avergonzar, para que nadie de la tierra les venga a bailar.

Pero ¿has visto su vanidad, has visto? Sus máscaras como cuidan para que entre ellos se bailen y se bendigan, y sin derramar ni una gota para el sacrificio, ¿has visto? Entre ellos se invocan y se convocan, se convidan entre ellos se envidian. Has visto como se creen sus mentiras, como se creen, ¿has visto?

Ay, a la Tierra voy a volver, porque es así el trueque, porque es así como uno se devuelve. Hasta que la Tierra me trague, voy a danzar, voy a reír y voy a coquetear. De un pie y del otro voy a saltar hasta consumar lo que en verdad se ha cultivado en fervor al sacrificio.

Pero ¿has visto como se alegra la Tierra, has visto? Se engalana cuando los cuerpos volvemos después del sacrificio, se desespera por saber nuestro paseo, hasta de los enmascarados se alegra, porque ella sabe como somos todos, somos sus hijos, somos también Tierra.

Conde Lakieusfind.

No hay comentarios.: