marzo 18, 2008

Tuberculosis de Tropa

Cartas de un Fantasma con problemas existenciales:

Sr.Dolcka
Presente:
Tuberculosis de Tropa

Es algo nuevo, supuse que con esto me sanaría del olvido, puesto que si en algo resultó, fue sobre mi sangre. A borbotones la escupo, tengo una grave tos cada tres lunas y cada treinta y tres soles, es la única fiebre que afecta un poco al corazón y otro poco a mi pechera. Sangran estos labios, labios que no son míos. Mi mente sin forma llora sangre a través de esta boca; ayer estuve saludable desde mi última muerte y escribí esta carta.

Tengo una especie extinta de tuberculosis. Mi cuerpo, antes de carne es ahora de metal bronceado, inclusive mi ropa, las botas y así también mi caballo están metalizados. Estoy también prisionero, no solo por este cuerpo rígido y oxidado, sino por la Historia que me encadena a libros mal interpretados, que de vez en cuando otorga los arreglos florales respectivos.

Aun así el olvido es hondo, solo los nobles caballeros de verdadera extirpe darían su única vida para proteger a este enfermo, pero hasta la eternidad no se los permitiré, sería muy vacío dar la vida por un cuerpo hueco y sin pupilas, que con espada en mano no hace mas que señalar hacia el Sur; pues aquella vida de luchador la otorgué a mis cinco bellas razones ilógicas.

Plazas, avenidas, gentío sin rumbo y aniversarios nacionales comando ahora, pero nadie escucha a esta boca soldada. El enemigo ha hecho mella, la moral de la tropa está dispersa, y yo expectante y expectorante desde esta altura me hundo en la tuberculosis, algo habrá que hacer... de nuevo.

Conde Lakieusfind.