noviembre 13, 2007

Infidbelia

Cartas de un Fantasma con problemas existenciales:

Sr.Dolcka
Presente:
Infidbelia

Tan solo un supuesto era, la idea aún así fuera, dulce tentación, mi necesidad de ser infiel, a la Torre que confunde los deseos de mi lengua, deseos idiomáticos.

La puerta abierta del cuarto estaba, ella clara oscura revoloteaba entre casas, mansiones y pensiones, huesuda y encarnada a la vez, proseguía su viaje mortuorio sobre los arenales y ciénagas entre otras almas.

Aunque mi hora no era, logré llamar su atención.

Suavemente se posó entre mi marco y el suyo, era pues una pálida muy guapa. Vestía blancos harapos que luego desvistió sobre mi cama, desvistiéndome a mi; entre tanto su frío y su luz encandilaban los besos e intentos de caricias que yo intentaba simular. Entre rasguños y apretujones gemía su nombre “Viridiana”.

Ayer me limité a observarla, hoy aunque con temor la tenté, nos tentamos y por una fracción de presente logré pasar mi única lengua, mi único idioma, sobre su cuerpo. Sus manos que tanto dolor causan y que algunas veces liberan existencias, estaban entre las mías, neutras, sin maldad y sin oficio. Si de algo se aferró claro esta que no fue mi cuerpo, sino mi curiosidad.

La esperaré, ella volverá, solo y solo una vez más, luego se que me perderá en el sitio de donde vine, hasta ese instante, por medio de las existencias de los otros y los finales de ellos mismos, quedo empapado de su misterio y el deseo de poseerla una vez más, vez que será mi última.

Un supuesto ya no fue, la idea aún así fue, amarga decepción mi necesidad de ser fiel, a la Torre que confunde; fue entonces que la pálida, Viridiana, tal como es su trabajo, se llevó a una de mis soledades y en especial mi lealtad hacia Babel, estoy muriendo por partes.

Aunque mi hora no era, logré llamar su atención.


Conde Lakieusfind.

octubre 03, 2007

Analgésica gurnibom

Cartas de un Fantasma con problemas existenciales:

Sr. Dolcka
Presente:
Analgésica gurnibom

Analgésica, antepra ebdimien tateraprecta, esbonsaida, acarabrupta, nalginádamen escaparatuludaria encasteñabrica del juato acaretica, esteparáctica antepra demiocleida.

Varin os telajanuago, espediriana jacintamaca, las gurnibom, las gurnibom…

Varin os telefrancicato, durimbaem tua akamaha, las gurnibom, las gurnibom…

Analgésica, otrora jamás delacupoín, bilatera espercápito tondiem, quiensepa sam alacrótifo, sepanama tubaim nou juato, carpeta meta ja raretra, nowo jamis.

Varin os telajanuago, capitolla chantajun, las yepeja, las yepeja…

Varin os telajanuago, pazta acarimen, las yepeja, las yepeja…

Analgésica, junta benediguá, papera nou politranquito soayanjito, come os perti asla soprano jualinco, gujiama etra, etra, tua ragüeño péptico veras saramabom, dolkit eslówquito.

Somba jatafre atema las gurnibom, et ñeta las yepeja, nowo varin jic temis, johuastako, branquideo artezamal, reverum las natis de mi yoncopejo. Alí huata socaustico etmoque, os parifelo, feloguare amamantare. Ñetiz jimtosaco nola jimtosawé.

Conde Lakieusfind.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Nota: Al momento de traducir esta carta quedé desconcertado por mi incapacidad de poder interpretarla en su totalidad, tarde mucho tiempo y solo conseguí algunas palabras y a lo mucho una estructura como texto. Este es un nuevo lenguaje utilizado por Lakieusfind en lo que a mí respecta, aún así, al momento de releer como en aquel momento en el que fui poseído para la recepción de la astral correspondencia, siento el temor de ir olvidando el lenguaje del Frisar, sumando a mi ansiedad las visitas cada vez menos frecuentes del Conde.

septiembre 19, 2007

Obviedades

Obviedades

..................Mengana si te vas con el zutano
......................yo / tu fulano / no me mataré
........................................................Mario Benedetti
.
Mengana si ya no estás
es porque te has ido

mengana si te has movido
es porque no estás quieta

yo / tu fulano / si me he quedado quieto
es por que no me he movido

mengana si no me amas
es porque amas a zutano

mengana si estás con él
es porque no estás conmigo

yo / tu fulano / si me he quedado de donde te has ido
es porque te estoy esperando

Dolcka

septiembre 04, 2007

Suceso: Transito

Transito, de un estado a otro, no porque yo quiera ni porque no quiera, sino porque son mis pies los que me guían, a veces se doblan otras veces se desdoblan. Soy un títere, un acérrimo de los designios químicos y eléctricos de mis órganos, un completo envase vacío, esperando a ser llenado para justificar alguna existencia, quizá la “mía propia”.

Transito, de una fruta a otra, la dulce, la amarga, la madura, la inmadura, la podrida, apetezco de todas ellas, pero una a la vez, me gusta desearlas y que deseen mis mordidas. No las consumo totalmente, nunca se puede, el semáforo no tiene amarillo y siempre varían los ciclos, a veces me estanco, a veces soy fugaz.

Transito, de las mañanas a las calles, de un útero al cine, del prado a una canción, de una fotografía a un bolígrafo, del teléfono a la iglesia, de lo que quería hacer a lo que estoy haciendo.

Transito, en movimiento continuo, aleatorio, variable, estocástico, de un concepto a otro, de lo correcto a lo erróneo, en el Big Bang, con el sol, los planetas, en la vía láctea, con los hindúes, los baobabs, de la herida a la cicatriz, de lo novedoso a lo trillado.

Transito, y tanto transito que comienzo a converger, a puntualizar, a compactar, nada, ni la luz puede escapar, es el peso total de las cosas que se suma, se adhiere. No es solo un estado, no es solo una fruta, ni siquiera es sólo un útero, es la aplicación de una ley universal que va más allá de cualquier comprensión…

Dolcka
---------------------------------------------------------------------------------------------------

junio 25, 2007

Parsimoniosa - Tendida como un arco

Parsimoniosa
Tendida como un arco

El estremecimiento ha bajado la coyuntura
Tendida como un arco el alma tuve
y ha besado de nuevo la cicatriz
y el deseo como un águila que sube
se diluye insigne el aparato
partió la flecha
he parido de nuevo en este mundo
y se perdió en el aire
se corroe de golpe mi estrofa
lanzóse el ala
como un “algo”fante
y se perdió en la nube

El estremecimiento ha bajado la coyuntura
Tendida como un arco el alma tuve
y ha besado de nuevo la rajadura
y el deseo como un águila que sube
se precipita el licuado de sangre
partió la flecha
he abortado de nuevo a este mundo
y se perdió en el aire
se fatiga de paso mi letra
lanzóse el ala
como un “algo”fante
y se perdió en la nube

Actúa parsimoniosa
Como un águila el alma
guárdate todo lo que perdiste
como un arco
mezquina la sensatez
flecha en el aire
duérmete y no despiertes más
ala que sube
mezquina la estupidez
flecha en el alma
parsimoniosa perdiste
águila el arco
Dolcka
Franz Tamayo

mayo 17, 2007

Sietembre

Cartas de un Fantasma con problemas existenciales:

Sr.Dolcka
Presente:
Sietembre

Había corrido casi todo el día, alguna piedra tropezaba de vez en cuando el camino, las curvas cerraban de golpe las visiones y el fantasma de ella siempre a siete pasos de alcanzarme.

El Pasado burbujeante hizo que detenga mi escape de manera abrupta, Babel también se detuvo, siempre a siete pasos de alcanzarme. El mundo pareció detenerse con nosotros, en cambio las nubes no.

Sentí calor y frío a la vez, juntos bajaban y subían por mi espina, cerré los ojos en aquel sitio, tuve visiones de flores y otoños conjugados. Grité, grité lo más que pude, mientras lo hacía, su perfume comenzó a tocarme, hace tanto que extrañaba aquel “sabor”. Grité, grité lo más que pude.

Callé, lo hice al instante mismo de la aparición del presentimiento sobre lo que vendría, tuve miedo de abrir los ojos y más aún el corazón. La sentí a seis pasos de alcanzarme, mis manos temblaban; a cinco pasos de alcanzarme, antiguas huellas de una carrera sin sentido se desvanecían; a cuatro pasos de alcanzarme abrí el ojo derecho y una lágrima escapaba; a tres pasos de alcanzarme abrí el ojo izquierdo y le robaba al ambiente tanto aire como pude; a dos pasos de alcanzarme giré, luego me sentí clavado en la arena y también sobre el momento.

Ahí estaba ella, alta y delgada como siempre, pues siempre gustó de las alturas. Sus pies desnudos nunca antes habían demostrado tal fortaleza, su mirada nunca antes había demostrado tal seguridad.

A un paso de alcanzarme extendió su mano izquierda.

- Te la entrego, con todo aquello que significa. - dijo. Alcé la mirada, su rostro encandilaba mis visiones, así es ella, alta y pálida como “Septiembre”.

Yo quería, quería dar el último paso, entrar en ella, ser parte los dos juntos de uno solo, talvez todo se solucionaría, ya no tendría que estar corriendo, talvez nazca de nuevo, habían tantos talvez, todos ellos razones o excusas para justificar el último paso.

El Pasado escupió un último recuerdo, uno reciente, aparentemente insignificante. Una de las rodillas de Babel tenía una interesante rajadura. Entendí el mensaje y decidí inmediatamente, porque el Pasado y más aún mi cicatriz me obligaban a estar seguro.

- Te amo. – susurró tiernamente pero bajando un poco la mirada. Se acercó y casi a ningún paso de alcanzarme, donde nuestras auras iban a complementarse, retrocedí un paso y mirándola fijamente le explique que no debía, solo era un reflejo, un espejismo en mi desierto, que si alguna vez lograría encarnar, la amaría sin condiciones. Media vuelta y veinte pasos hacia adelante, su presencia se había desvanecido de nuevo y el mundo parecía continuar.


Conde Lakieusfind.

abril 10, 2007

Solifugio

Cartas de un Fantasma con problemas existenciales:

Sr.Dolcka
Presente:
Solifugio

Gelatinoso pero áurico, emergió de las entrañas del volcán, la magma aún lo impregnaba, pero estaba decidido a permanecer unido a él mismo. Constaba pues de una pureza única, pureza forjada en el calor del vientre de la tierra.

Se deslizó con los demás, loma abajo entre esa sangre. El río-sendero lo volvía cada vez más duro por lo cual desde muy temprano no admitía mezcla alguna. Contaba pues con una pureza única.

La lluvia y el tiempo lo llevaron a las manos de los Hombres, todo por ese color de astro rey que exaltaba su condición del resto. Decidieron diluirlo con fuego de antorcha y darle forma a la luz de los rayos que caían como atisbando el delirio. Decidieron también no mezclarlo, porque poseía el orgullo y el tamaño adecuado para el propósito que le habían asignado.

Bailaron y cantaron alrededor de su brillo, exhalando humos de hierbas que se impregnaban en las paredes de piedra. Al final lo bautizaron con malignos venenos que chorreaban, como justificando su propia existencia para dejar de existir la de otro.

Cortó el aire, luego pasó entre los cueros de una guarida, enfiló entre las sombras y se incrustó sin resistencia alguna en el corazón de su víctima. La sangre tibia conocía por fin el veneno, pero sin tiempo alguno, al ver ese extraño pedernal, solitario en su nuevo refugio, intentó hacerse costra sobre la nueva textura, pero no lo logró, pues no se admita mezcla alguna.


Conde Lakieusfind.

enero 22, 2007

Tróvame

Cartas de un Fantasma con problemas existenciales:

Sr.Dolcka
Presente:
Tróvame

En el destino, aproximadamente a tres cuartos del sendero boquiabierto, ingresó por mi derecha el aire besando un poco mi callosa oreja. Marejada de compases, compadres entre ellos, se ungüentan sollozos los ritmos acompañados de solos y silencios a la vez.

El vicioso versero escupe de nuevo sus lamentos al viento, pareciera que su misión es trovar para Babel inverosímiles veredictos de una condición espantosa.

Nadie le ha dicho... debí hacerlo yo... hace mucho tiempo la ventana de Babel solo oculta su ausencia. El hipócrita necio estudia los mediocres tesoros que ha dejado, tesoros que al final son uno solo.

Tróvame sin quejas, el amor que puedas sentir hacia mi te hará crecer por el camino que desees, al acercarte a mi te prometes nuevos sentidos y con un poco de suerte algunas inteligencias.

Ocúltame entre las líneas, las negras y las blancas, golpea tú vientre que es la mejor percusión, deslízame entre tus cuerdas y vibra con el ritmo que es más elevado y sutil que tu obsesión por aquel balcón sin residente.

Tápame la boca con tu amor de trova, tróvame el alma sin olvidar también la piel, si es que la encuentras.

Atrévete a nadar por estas sangres de senderos sedados y paredes acústicas. Por último solo tróvame... pero eso sí, no pienses más en Babel.


Conde Lakieusfind.